VERACRUZ: Del río a las dunas pasando por el mar

¿Harto del trabajo? ¿No puedes más con tu jefe? ¿No toleras a tus clientes? ¿Lloras en las noches? ¿Ni Netflix te consuela?

Tranquilo, no necesitas una nueva vida (igual y sí otro trabajo), lo que necesitas son cuatro días en Veracruz y acá, te comparto la receta para una escapada hermosa desde la CDMX, alejados del trabajo, incomunicados de jefes pesados y con la naturaleza en la ventana.

  1. Reúne a tus cuatro mejores amigos (o los que quepan en el coche)

  2. Despiértalos a las 6 am un jueves y súbelos al coche con dirección a Jalcomulco, Veracruz.

  3. Airbnb de ensueño (a orilla del río y con hamaca): Casa ECO en el río Antigua.

  4. Llegarán a este paraíso por ahí de las 10 – 11 de la mañana. Instálense en la casa, coman algo y pónganse su traje de baño, shorts, tenis y mucho (¡mucho!) repelente de mosquitos.

  5. Caminen al centro del pueblo (son 10 minutos bajo el sol) y busquen el lugar de “descenso en río” que más les llame la atención. Hay muchos. Yo me fui con Desafiando Expediciones pero nos cobraron de más por reservar desde antes (inserten cara de what). Eso sí, los guías se portaron increíble con nosotras y además de no dejarnos morir en el río, nos indicaron el lugar más bueno para “chelas y mariscos” del pueblo.

  6. Súbanse a la lancha y remen lo más sincronizados que puedan. Son dos horas increíbles y súper divertidas de rápidos y paisajes hermosos.

  7. Terminando, vayan por “chelas y mariscos”.

  8. Terminando de comer, vayan por más chelas y llévensela al Airbnb de ensueño del punto tres. También pueden comprar algo de cenar por si les da hambre en la noche.

  9. "Chelien" y sean felices como lombrices.

  10. Despierten, hagan café, pónganse el traje de baño, agarren el protector solar y un buen libro, súbanse al coche y manejen dos horas rumbo a Chachalacas.

*Tip: si tienen Iusacell, disfruten que no tendrán señal y que su jefe no los podrá encontrar. Tomen precauciones.

Paren en el camino para llenar la hielera de cervezas (no se vale juzgar, hay mucho sol y hasta 40 grados).

11. Una vez en Chachalacas, disfruten el mar, pidan un coctel y pregunten por “el de las cuatrimotos”.

12. Súbanse en la cuatrimoto y manejen a toda velocidad rumbo a las dunas: montañas de arena y arena y arena y más arena con vista al mar. Procuren, en la medida de lo posible, no caer en hoyos.

13. Disfruten uno de los paisajes más bonitos de Veracruz y pídanle “al de las cuatrimotos” que, uno por uno, los suba a las dunas y… los baje.

14. Súbanse al coche, no olviden las chelas que sobraron, y pasen la tarde en el Puerto de Veracruz.

15. Cenen conchas con frijoles en la Parroquia.

16. Manejen de regreso al Airbnb de ensueño del punto tres.

17. 17. La última mañana manejen a Coatepec, beban café, visiten la Casa de Robertina y prueben chocolates deliciosos. Si se les pega una salsa de café, mejor.

18. Por la tarde, vayan a Xalapa, entren al parque de los Tecajetes y pasen una tarde tranquila y muy verde conviviendo con búhos y águilas.

19. Duerman tranquilos y no tan tarde porque al día siguiente la diversión se acaba y tendrán que regresar. Pero serán más felices. Se los prometo.

20. Regresen y repitan la aventura las veces que sea necesario.

VENGANZAS RELACIONADAS

Shut up & follow me

  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round
  • Pinterest - Black Circle

© TRAVENGE