CHIHUAHUA: carne seca, machaca y kilómetros de caída libre

¿Cómo empezó este viaje?

Comenzó como todos: un día me desperté y me di cuenta que cumpliría 33 años (la edad de Cristo, Marilyn Monroe y esas cosas que solo te hacen sentir más viejo) por lo que me puse a buscar destinos para celebrar mi cumpleaños (recuerden que la edad se mide en pasos viajados).

El destino fue fácil de elegir: Chihuahua. Ideal para hacer cosas diferentes a las habituales (obviamente los descuentos aéreos ayudaron a la elección).

Boleto de avión en mano, me dispuse a armar el tour para que no se nos olvidara nada - me faltó agregar al inicio de este relato que viajé con otra amiga cumpleañera, pero enfoquémonos en mí para no perder protagonismo - por lo que empezamos investigando cada uno de los lugares que queríamos conocer y las distancias entre ellos.

Chihuahua, ubicado al norte de México, es el estado más extenso de México y cuenta con una cantidad increíble de atracciones naturales en la Sierra Tarahumara. Destacan las Barrancas del Cobre, uno de los sistemas serranos más impresionantes de México, así como increíbles cascadas y formaciones de piedra que me dejaron con la boca abierta en varias ocasiones.

Me ahorraré los detalles de cómo fui consiguiendo estos datos y empezaré con lo importante del artículo (y no, no es mi cumpleaños en sí).

Tomamos un vuelo directo a Chihuahua desde la CDMX y decidimos pasar un día en la capital del estado para conocer un poco de la historia y recordar algunos datos revolucionarios de esos que se olvidan con los años. Las grutas 'Nombre de Dios' fueron lo primero que visitamos por la mañana. Fueron encontradas hace muy poco tiempo y, según cuentan los locales, se descubrieron después de la desaparición de una pareja de novios. Los encontraron días después justo ahí (tranquilos, fueron encontrados vivos y “entretenidos"). El tour muestra diferentes formaciones de piedra, estalactitas y estalagmitas y comprobé, que por más años que cumpla, sigo encontrando formas en todo lo que veo. Culpo a mi gran imaginación (guiño).

Saliendo de este recorrido, dura aproximadamente 1 hora, nos dispusimos a ir al centro histórico que se encuentra a solo 15 minutos de las grutas, después de tomar millones de fotos a la Catedral, al Palacio Nacional y a diferentes edificios (ya saben mi Instagram) empezamos a recorrer en el trolley turístico de las 5:30 pm todos los puntos turísticos de la capital.

El recorrido tiene varias paradas importantes como el Museo Histórico de la Revolución (que también fue la casa de Villa), el Panteón de la Regla (construido por Villa para los revolucionarios, aunque él no se encuentra sepultado aquí), una casa del siglo XlX (construcción neobarroca impresionante) y lo que tal vez pudiera ser lo más llamativo: La Quinta Gameros construida por el arquitecto Manuel Gameros Ronquillo y que JAMÁS fue habitado por sus dueños. Hoy, dan talleres y muestras de arte.

Al terminar este tour, nos dirigimos a conocer 'La Pascualita': una maniquí vestida de novia que se encuentra en un aparador. La historia es de miedo: dicen que la hija de Pascualita (dueña de la tienda de vestidos, La popular) sufrió una picadura de alacrán justo el día de su boda, el cual fue fulminante y murió al instante. Su madre decidió embalsamarla para que pudiera vivir con ella siempre y la usó de maniquí.

Nuestro día terminó en una rica cena con machaca y centro de filete en el restaurante La Casona. Además de delicioso, el edificio fue construido en la época de la Revolución.

Agotados, nos dispusimos a dormir pues teníamos que partir a las 6 am a nuestro siguiente punto, Creel (un pueblo mágico ubicado a 175 km de Chihuahua). Nuestro medio de transporte, obviamente, fue El Chepe. En el tren se pueden admirar los paisajes increíbles de la Sierra Tarahumara. La única desventaja es que llegamos hasta la 1:30 pm pero aun así, vale la pena.

Llegando a este pueblo que parece de cuento gracias a que está lleno de madera, limpio y cuidado, nos esperaba Oscar (nuestro guía), quien nos llevaría a recorrer un lugar impresionante llamado Cusarare. Aquí me encontré, cara a cara, con una cascada de esas que te hacen quedarte sin respirar durante varios segundos. El camino no es menos increíble, me dejó tomar muchas fotos bajo el cielo azul y el sol amarillo. Después, nos dirigimos a Arareko, un lago gigante que sería, dos días después, parte de mi regalo de cumpleaños: una nadada mañanera inolvidable con algunos perros de espectadores. También conocimos muchas formaciones de piedras que, con ayuda de la imaginación y de miles de años, crearon ranas, elefantes y hongos. El escenario parece del Señor de los Anillos (ya hablaremos después de otros destinos internacionales). Estas piedras se encuentran en el Valle de las Ranas, Valle de los Hongos y sobre la carretera camino a Cusarare, rodeando el pueblo de Creel.

Al día siguiente, mi cumpleaños, viajamos para ver las Barrancas del Cobre. Lo mas padre de esto fue cuando rompí mis miedos y me trepé en la tirolesa más grande del mundo, casi 3 km de caída. WOW. Estómago en la garganta, ojos abiertos y sensación de libertad.

Prueba superada.

Después, nos subimos en un teleférico que nos dejó ver con calma el paisaje. Oscar nos contó la historia de las Barrancas y la Piedra Volada (cerrada porque alguna mujer que jugó a la viva tomándose una selfie, no salió tan viva). Continuamos con los puentes colgantes y terminamos de regreso en Creel.

Al día siguiente, despertamos temprano y terminamos en Basaseachi. Un lugar, que para mi gusto, fue el mejor de todos: el salto de agua más alto de Chihuahua, 246 metros de caída libre (ahí me di cuenta lo pequeño que soy ante el mundo) para ser exactos. Bajamos más de una hora para llegar a la caída y fue increíble caminar entre piedras y brisa que formaba nubes de lluvia que refrescaba el camino después de la hora de ejercicio. Ahí supe que Chihuahua era por mucho el mejor destino que pude escoger para mi cumpleaños 33.

El último día regresamos a Chihuahua en autobús (saliendo de Creel) apresurados para poder tener tiempo de comprar carne seca y machaca y seguir engordando en nuestra ciudad.

¿Cómo llegué?

Vuelo directo desde la CDMX con Viva Aerobus a Chihuahua.

Chepe Chihuahua - Creel

VENGANZAS RELACIONADAS

Shut up & follow me

  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round
  • Pinterest - Black Circle

© TRAVENGE