CHIHUAHUA: De las Barrancas del Cobre a Creel


A veces la vida funciona. Así, a secas. Ni bien, ni mal. Sólo, cual máquina, funciona: suena el despertador, te bañas, café rico, trabajas, comes ahí-dos-dos, regresas, maratón de Netflix, duermes… Repite por meses y tendrás una vida que funciona. Así, a secas. Ahí estaba yo cuando las estrellas se acomodaron, los horarios coincidieron, las personas correctas llegaron y mis pies cooperaron llevándome a Chihuahua. Para ser más exacta, a las Barrancas del Cobre, una maravilla al norte de México. ¡Ah, Chihuahua! Me regresaste las ganas de caminar más, de desempolvar mis botas para hiking y de hacer locuras sólo por la vista. La aventura inició en la ciudad de Chihuahua y bella capital de su estado homónimo con Copper Canyon Expeditions. Aquí se toma el ferrocarril Chihuahua-Pacifico, con más cariño y porque suena más bonito, El Chepe. El tren sale todos los días a las seis de la mañana, ni un minuto antes ni un minuto después, con dirección a Los Mochis (y de reversa, saliendo de los Mochis a Chihuahua igual, a las seis de la mañana). La forma en que esta travesía te da la bienvenida es con uno de los amaneceres más bonitos del mundo a bordo del tren: el cielo se tiñe de amarillo con morado y la vida te da una cachetada: ¿hace cuánto no ves un amanecer? Si lo tienes que pensar, ya pasó mucho tiempo…

–BARRANCAS DEL COBRE– La estación Divisadero del Chepe (una antes que Barrancas) es la puerta de entrada al Parque de Aventuras. Y su nombre refleja su esencia perfectamente: un espacio al filo de esta maravilla de la Sierra Madre Occidental, lleno de tirolesas, senderos y la cereza del pastel, la Vía Ferrata (Iron Road). El nombre viene del italiano y surgió durante la primera guerra mundial cuando las tropas italianas construyeron, en la cordillera Dolomite, un sistema de cuerdas y escaleras para facilitar su traslado sin ser descubiertos por el ejército enemigo. Es decir, que te amarran a una cuerda y te dejan caer en rappel para que después subas por medio de puentes colgantes, escaleritas al ras de la montaña y hasta un salto de tarzán. Adrenalina asegurada. Otra de las actividades es el Zip Rider. ¿En qué piensas cuándo recorres volando 2,530 metros a 135 km/h? Exacto. En todo, menos en ’¿qué pasará ahora con House of Cards?’. De hecho, cuando tus ojos vean la inmensidad de las Barrancas del Cobre desde el aire, sólo podrás pensar en lo chulo que es el mundo. Este lugar tiene magia, algo que te llama, que no te deja quitarle la vista de encima y que te da valor para aventarte de la tirolesa más larga del mundo. Peeeeeero, la actividad más bonita, a mí gusto, es el conjunto de las siete tirolesas, son más chiquitas que el Zip Rider pero las caminatas entre una y otra son espectaculares y te permite ver las Barrancas por más ángulos. Y de algo que nunca te vas a cansar, es de verlas. ¡Chulada! Para este punto del viaje, ya había dejado de ver el celular cada cinco minutos, de actualizar Instagram, de revisar Facebook, de leer mails… en fin, de estar en donde no estaba. Si algo tiene un viaje de aventura y naturaleza, es que te hace estar ahí. En este caso, al filo de un cañón.

Dónde y cómo dormir en las Barrancas del Cobre: Cuando llevas muchos meses viviendo bien, a secas, hay que viajar despacio. Un amanecer a la vez. Respirar profundo y dejar que las ganas de cambiar el ritmo invadan tu lindo cuerpecito sedentario. Por eso, lo mejor es quedarse a dormir mínimo una noche en la sierra Tarahumara para dejar que esa magia que irradia desde el fondo te emborrache completita. El hotel Mirador ofrece cuartos con vista a las Barrancas sin necesidad de salir de tu cama para apreciarlas, por lo que podrás disfrutar de amaneceres espectaculares en pijama y entre cobijas. Eso sí, apenas veas el cielo, querrás ir a la terraza para sentir que lo tocas. ¿Cuándo fue la última vez que te despertaste sin necesidad del café? Por si fuera poco, el hotel tiene su propia parada del Chepe, así que te bajas en la estación Barrancas y voilá.

Otra opción es dormir en hoteles de millones de estrellas y quedarte en las barrancas noches enteras. ECOTRAVEL MEXICO se especializa en crear viajes a tu medida por todo este sistema de barrancas: hiking, visita a las cascadas, picnics y acampadas bajo la vía láctea. Deja de contar el tiempo para salir del trabajo y empieza a contar estrellas fugaces. Si el objetivo es dejar de vivir ‘bien a secas’ y empezar a vivir experiencias reformadoras que saquen del cajón a esa personita que ama correr, trepar y dejarse sorprender a cada paso, ECOTRAVEL MEXICO, es la compañía que lo puede hacer realidad. Escríbeles con confianza y trabajen en conjunto el viaje de tus sueños (que no por ser soñado, tiene que ser carísimo, el chiste es hacerlo realidad) >> petzljones@hotmail.com

CREEL

El viaje puede seguir por tren, pero nosotros, de la mano de Copper Canyon Expeditions, nos lanzamos a Creel. Un pueblito tarahumara en la montaña en donde la temperatura baja bastante y las ganas de salir a caminar o treparte a una bici para conocer los alrededores se despiertan. Uno de los atractivos más bonitos de esta región es el Valle de los Monjes. Este valle, en realidad, era conocido por los rarámuris como el valle de los penes erectos por las formaciones rocosas que lo componen. Cuando los jesuitas llegan a la zona, deciden cambiarlo y para hacerlo más “políticamente correcto” crean la leyenda de que son monjes que quedaron petrificados al hacer sus oraciones. El nombre que sea, el lugar es espectacular. Las rocas que lo conforman pueden llegar a medir hasta 60 metros ¡y se pueden escalar!

Parte del atractivo de este lugar, y que la mayoría de turistas se salta, es el camino para llegar. Lo más fácil es en camioneta, pero si tienes tiempo (y te recomiendo muchísimo sacarlo del cajón), puedes llegar caminando o en bici. ECOTRAVEL MEXICO te puede ayudar con guías para este hike de dos horas por tierras rarámuri, deja que tus ojos se enamoren del camino por el que tus pies van y observa cómo se vive en esta esquina del mundo. Si tienes más tiempo, también puedes organizar una visita cultural y pasar todo el día cocinando y aprendiendo a tejer canastas con ellos.

Otro de los paseos que puedes realizar acá, es al Valle de los Hongos y Ranas (formaciones rocosas increíbles), a la Misión Tarahumara de San Ignacio, a la cascada Cusarare y a una cueva Tarahumara. Esto es por darles ideas ya que Creel está lleno de cosas que hacer. Vale la pena hacerlo de la mano de expertos en la cultura de esta zona. Naturalmente hablando es de los lugares más chingones del mundo, pero la parte cultural es igual de linda. La cultura rarámuri y todo el bagaje histórico de la zona hacen que sea un viaje de aventura y cultura digno de mandarte de regreso a casa con los ojos más abiertos y la mente más llena. Viajar no sólo es ponerle una palomita al destino y decir que estuviste ahí, es vivirlo, entenderlo y hasta quererlo.

Dónde dormir en Creel:

Para no perder el mood de ‘estoy en un pueblito en las montañas’, recomiendo el Best Western The Lodge. Y antes de que me juzguen y piensen que estoy escribiendo una tontería, este hotel rompe con todo el esquema del ‘Best Western'’, los cuartos dan la sensación de ser cabañas en el bosque y están certificados como un hotel eco-friendly. Así que tienes todas las comodidades como sauna y jacuzzi, sin perder lo cozy de una “cabañita”. Además, en el bar fabrican su propia cerveza. #MadeInCreel.

CIUDAD CUAHTÉMOC Y CHIHUAHUA Si la vida te da licencia (o tu trabajo los días de vacaciones) el viaje puede seguir hasta Los Mochis. Si no, puedes regresar a Chihuahua por el camino largo. Ciudad Cuauhtémoc es famosa por ser el hogar de una de las comunidades menonitas más grandes del país. Acá puedes comprar los productos que ellos realizan como quesos, dulces y hasta pepinillos. Y de paso, aprendes un poco de su estilo de vida y de las razones por las que llegaron a vivir acá. De vuelta a la ciudad de Chihuahua y antes de terminar el viaje, vale la pena darse una vuelta por el centro, está lleno de rincones para sentarse a ver el mundo pasar y el arte urbano está pintando sin miedo sus paredes.

Imperdible: el Palacio de Gobierno está lleno de murales que cuentan la historia de la ciudad.

Ah, Chihuahua. Me dejaste con ganas de más: caminar más, saber más, atreverme más y conocerte más. ¿Cuándo nos volvemos a encontrar? ¡Quiero más!

*Chicas viajando SOLO, con Copper Canyon Expeditions, ECOTRAVEL MÉXICO y Amigo Trails Company se sentirán a gusto recorriendo a fondo las barrancas y todas las esquinas de Chihuahua, sean claras en sus expectativas, si quieren aprender cañonismo o hacer hikes intensos o si sólo quieren disfrutar tranquilas del espacio para desconectarse de la vida citadina (pueden lanzarse hasta 10 días para conocer a fondo este sistema de cañones). La idea de ir con guías especializados es para que puedan explorar a fondo esta maravilla natural y, para las que como yo, que no tienen experiencia en este tipo de actividades, no sea un impedimento.

Cómo llegué:

De la CDMX volé a Chihuahua con Aeroméxico.

Agencias recomendadas para la experiencia:

Copper Canyon Expeditions >> cesar@canondelcobreviajes.com

ECOTRAVEL MEXICO >> petzljones@hotmail.com

Amigo Trails Company >> info@amigotrails.com

VENGANZAS RELACIONADAS

Shut up & follow me

  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round
  • Pinterest - Black Circle

© TRAVENGE