EUA: Cleveland y Canton para fans de la NFL


Gridiron & Rock n' Roll.

Requisitos:

  • Ser aficionado de algún equipo de la NFL y a los viajes poco comunes.

  • Que tu equipo favorito juegue en Cleveland.

  • No tenerle miedo al frío, al viento ni a la nieve.

El avión

El calendario oficial de la NFL se publica cada año en abril, pero se saben los rivales por rotación con años de antelación (salvo dos que se definen por posición en la tabla de la temporada anterior). Idealmente, has tomado la decisión de viajar antes de su publicación, así que tienes la tarjeta de crédito lista para cuando publiquen el calendario oficial. Esto significa, como mínimo, cuatro o cinco meses de colchón para comprar el boleto de avión, lo cual en vuelos a EU suele ser la variable determinante para agarrar buen precio. El chiste es tenerlo decidido, jalar el gatillo y pensarlo después.

El partido

No hay que ser un aficionado letrado en la NFL para saber que los Browns son el ejemplo de la franquicia perdedora eterna (aunque ojo, que podría cambiar pronto), así que de entrada el estadio nunca está lleno ni cerca de su capacidad total. De esta forma, pagando un poquito más se puede estar muy cerca del campo. Yo recomiendo comparar Ticketmaster con la reventa oficial en Stubhub.

El hospedaje

En Estados Unidos aún hay una buena diferencia entre los hoteles y Airbnb, así que tu mejor opción es buscarte una habitación en una casa compartida por Ohio City. Barrio clásico, gente normal buena onda y grandes lugares para comer en grande. Además, si el clima lo permite, puedes caminar unos 50 minutos cruzando el puente directo al centro por la avenida Detroit, pues nada como una caminata larga para empaparse de la vida real en la ciudad.

Dato: La ciudad de Cleveland votó 65.4% a favor de Hillary Clinton, por si eran de esos que pensaban “yo voy a dejar de ir al gabacho hasta que saquen a Trump”. La conclusión es que hay gente chida en todos lados, estereotipar a toda una región o un país entero por lo que hacen sus gobernantes es estúpido e ignorante.

Indispensable

Empacar la indumentaria de tu equipo, gorro, camiseta, chamarra, banderín, dedo gigante de espuma, pintura para la cara o lo que tu corazón desee. Lo vas a necesitar.

Día 1 - Canton, Pro Football Hall of Fame

Canton está a hora y media de camino y los autobuses salen de la estación central de Cleveland. De ida salen hacia las 11am y el regreso es como a las 6 (cómpralos con antelación a precio reducido en greyhound.com). Llegando, la recomendación es aventarse la caminata larga hasta el Salón de la Fama del Fútbol Americano Profesional a través del Stadium Park, barrio tranquilito y de lo más americano que te puedas imaginar, ahora sí con su buena dosis de cachuchas MAGA, pero ¿qué se le va a hacer?

Asumo que si llegaste hasta aquí, no hay necesidad de venderte más la idea, así que sobra decir que el museo es una absoluta maravilla. Highlights obvios son el mismo Salón de la Fama (los bustos dorados de todos los jugadores galardonados) y la sala de cine en donde proyectan ediciones de NFL Films de Super Bowls y partidazos de años anteriores. Calcula para toda la visita unas 4 horas, con visita obligada a la tienda más grande de tarugadas de la NFL que hayas visto. Vale la pena entrar, al menos para curiosear...

Consejo: Llévate al museo esa gorra de tu equipo que empacaste antes de salir, pues en él encontrarás numerosos colegas que están haciendo exactamente el mismo viaje que tú, una gran oportunidad para hablar un poco de deportes con extraños y hacer nuevos amigos. Tal vez seas como yo y no te guste la gente, pero es tal la emoción que causa estar en este lugar que te aseguro terminarás repartiendo high fives y thumbs up a todos los que veas portando tus mismos colores.

Parada obligada: De regreso a la estación pasa por una hamburguesota y una cerveza local en Canton Brewing Company Así te subes al camión de regreso a Cleveland con barriga llena y corazón contento.

Día 2 - Rock n' Roll Hall of Fame

Tal vez el mejor día del viaje va a ser el que menos tiene que ver con la NFL. Levántate temprano y lánzate por un desayuno delicioso de mercado al WestSide Market Café.

Recomendación no apta para hipertensos: los chicken waffles o el brunch bacon wrap.

Para bajar la comida y sentirte mejor contigo mismo, échate la caminata hasta el centro para visitar el Salón de la Fama del Rock n' Roll, uno de los secretos mejor guardados para viajeros con ganas de hacer cosas diferentes. Regresa en el tiempo entre reliquias de los más grandes músicos de la historia, emociónate con sus orígenes e historias, vibra con el espectáculo “The Power of Rock” y luego descansa un par de horas en la sala de cine disfrutando sin cortes de todas las presentaciones en vivo de las ceremonias anuales de inducción para refugiarte del frío. El plan perfecto para los amantes de la música.

Disfruten nuevamente este momentazo e imaginen escuchándolo en experiencia THX 4K + espectáculo de luces como en un concierto. Si fue demasiado técnico, no hagan caso, confíen en mí y me lo agradecerán después.

Consejo: Compra en línea el boleto compartido para los dos Salones de la Fama. Te vas a ahorrar como 11 dólares, que a este paso para la temporada que viene será una pequeña fortuna.

Día 3 - GAMEDAY!

Repite el desayuno en el mercado y la caminata al FirstEnergy Stadium en el centro, a orillas del Lago Erie, ahora sí disfrazado de tu equipo. Como es el día del juego, además de los high fives de tus colegas , la camarera del café se negará a servirte (en broma) y recibirás claxonazos y boos amigables en el camino, todo para que entres en el mood del estadio.

Bonus: Gracias a tu desayunote, no tendrás hambre durante el partido y te ahorrarás los exorbitantes precios de las concesiones.

La recomendación es llegar temprano a tu asiento, más o menos una hora antes del kickoff, para ver a los jugadores calentando cerca de ti. Te sorprenderán sus tamaños reales (es difícil percibir sus dimensiones por televisión) y, con algo de suerte, te quedará claro el peligro inherente de su profesión, las velocidades que alcanzan, lo salvaje de las colisiones, la lucha y la condición humana en su máxima expresión, y tendrás una mayor sensibilidad ante este hermoso juego. Eso, o estarás temblando de frío una hora antes del partido pensando qué demonios estás haciendo un domingo tan lejos fuera de tu casa, en un estadio rival entre extraños que todo el tiempo te están chingando de broma porque le vas al otro equipo...

Cuando empieza el partido, se olvida todo lo demás y solo importa lo que pasa en el campo y el ambientazo del estadio. Sencillamente no hay sentimiento que se le compare.

Los Browns son históricamente malos, así que, sin importar a qué equipo le vayas, tienes buenas posibilidades de irte a casa celebrando una victoria. Si le dan la campanada a tu equipo (o de pronto se vuelven buenos los Browns), seguro que las celebraciones borrachas de esta afición atormentada son un espectáculo en sí mismo. Win win.

Para terminar el viaje, lánzate a probar los mejores sándwiches de Cleveland justo en Ohio City, Dave's Cosmic Subs. Difícil fallar con su enorme selección de delicias, pero obligatorio acompañarlas de un vasito de crab bisque y unas papas fritas con mayonesa. Si tienes suerte, conocerás a Dave, todo un personaje hippie-rockero-buena-onda que parece sacado de una película. Una buena platica con él será la despedida perfecta.

VENGANZAS RELACIONADAS

Shut up & follow me

  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round
  • Pinterest - Black Circle

© TRAVENGE