MINERAL DE POZOS: road trip, cerveza y spa

Cualquier excusa es buena para escapar de la ciudad y más si es lunes y no quieres que sea lunes. Hay algo en manejar en carretera que te hace pensar que escapar del lunes es posible. Y en este caso, lo fue. Además, ¿qué mejor forma de irse que en la Chata 90 –una combi chula de bonita color azul cielo– en compañía de pura gente buena onda con Matilda 70.

Ella es #LaChata90.

👇

Viajar en una Volkwagen Kombi Caravelle de 1990 tiene su encanto. Jorge Reich, fundador de Matilda 70 y dueño de mi querida Chata, lo hace realidad con su viajes llenos de encanto por carretera: te saca de la ciudad para explorar rincones escondidos e increíbles de México. Cualquier excusa es buena. Se trata de viajar sin prisa y disfrutar del camino: amaneceres, tacos de carretera, paisajes y buena música de fondo. La carretera es un destino en sí mismo.

En esta ocasión y para huir del lunes, nos dirigimos a conocer el Hotel Boutique Casa Diamante: el primer spa de cerveza en México. El hotel se ubica –a cuatro horas de la ciudad de México– en Mineral de Pozos, Guanajuato.

¿Cómo demonios es un spa de cerveza y por qué suena tan delicioso? El concepto es más sencillo de lo que parece: te metes en un barril de madera lleno de cerveza artesanal VOPPER (la de la casa) y ¡SALUD!

La fórmula exacta es secreta pero la experiencia es deliciosa: una hora de hidromasaje sumergido en un barril lleno de cerveza a una tempetaruta de 38 grados centígrados (cual jacuzzi). Para contrarrestar lo caliente del contexto, te ofrecen chelas frías mientras te dan un masaje delicioso de cuello y cabeza. En el barril caben hasta cuatro personas pero puedes estar sola, con tu pareja o con tus amigas.

Además de una sensación de felicidad, el baño tiene otros beneficios: es relajante, revitalizante y favorece la regeneración celular de la piel. ¿Quién iba a decir que bañarnos en chela nos iba a hacer tanto bien? Guiño guiño.

Al salir del barril, hicimos el tour cervecero de la cerveza VOPPER. El hotel tiene su propia fabrica en donde producen esta cerveza artesanal premium que puedes degustar al terminar el tour, en el restaurante y en el spa, claro.

Pasar la noche en el hotel hubiera sido lo ideal pero la ciudad nos esperaba de vuelta (maldito martes, nos quería de regreso). Claro, antes de reencontrarnos con #LaChata90 para emprender nuestro viaje de regreso, paramos en el restaurante: camarones rellenos de queso de cabra capeados con cerveza VOPPER clara y coco; pulpos y hongos al ajillo; ceviche de atún y una cerveza.

Ahora sí, adiós spa de cerveza y hola atardecer en la carretera.

¿Se te antoja repetir esta experiencia o armar un road trip a la medida a bordo de una combi viejita y bonita?

Contacta a Matilda 70 aquí.

VENGANZAS RELACIONADAS

Shut up & follow me

  • b-facebook
  • Twitter Round
  • Instagram Black Round
  • Pinterest - Black Circle

© TRAVENGE